Suerte en los Negocios

No se venden productos, sino emociones y experiencias y en un momento de crisis es necesario entender dicho concepto, ya que las personas están más perceptivas, no al acto de consumo, sino a las sensaciones producidas por el servicio y producto.

Necesitamos entender la mente humana, las sensaciones y los sentimientos, para, de éste modo, adaptarnos a lo que las personas necesitan experimentar. Más de un 75 % de las compras son inconscientes, si no entendemos el cerebro humano tampoco entendemos el “porqué” del éxito a la hora de vender, negociar o publicitar un producto.

El inconsciente nos guía.

P.- Entonces ¿el inconsciente pesa más que la voluntad a la hora de tomar una decisión?

Eduard Punset.– Sin lugar a dudas. Nosotros ahora sabemos que estamos programados genética y cerebralmente pero también que somos únicos, porque la propia experiencia personal incide en nuestra estructura cerebral. Podemos cambiar el cerebro con la experiencia.

Fuente: Elcultural.es

Se debe entender el cerebro y el comportamiento humano para crear un vínculo entre los productos, los servicios y las personas, y en eso consiste fidelizar una marca.

Marketing Emocional